tape-top-left tape-top-right

EL LOBO Y EL CORDERO

La razón del más fuerte es siempre la mejor: ahora lo veréis.
Un corderillo sediento bebía en un arroyuelo.
Llegó en esto un lobo en ayunas, buscando pendencias y atraído por el hambre.
“¿Cómo te atreves a enturbiarme el agua?” dijo malhumorando al cordero.
Castigaré tu temeridad.
-No se irrite vuestra majestad, contesto el cordero; Considere que estoy bebiendo en esta corriente veinte pasos más abajo, y mal puedo enturbiarle el agua.
-Me la enturbias, gritó el feroz animal; y me consta que el año pasado hablaste mal de mí.
-¿Cómo había de hablar mal. Si no había nacido? No estoy destetado todavía.
-Si no eras tú, sería tu hermano.
-No tengo hermanos, señor.
-Pues alguno de los tuyos, porque me tenéis mala voluntad vosotros, vuestros pastores y vuestros perros. Lo sé de buena tinta, y tengo que vengarme. ”
Dicho esto, el lobo me lo coge, me lo lleva al fondo de sus bosques, y me lo come sin más auto ni proceso.
Jean de la Fontaine
Suscríbete y únete a nuestro canal de vídeos para niños en Youtube: http://bit.ly/20IQovi

Vuestros comentarios

1 vota(s) - Puntuación media 3/5

3/5

viernes 07 de noviembre de 2014 a las 7h35 de la tarde

Son lindos

Ver los otros comentarios

Evaluar esta página

TEMPS DE GENERATION DE LA PAGE : 209ms
Fichier généré le 20/06/2019 à 05:01:37