tape-top-left tape-top-right

LA RANA QUE PRETENDIA IGUALARSE AL BUEY

Una Rana vio a un Buey: su corpulencia
La causó complacencia.
La tal Rana, que no era como un huevo,
Envidiosa y absorta de mirarle, Se imaginó igualarle:
Empezó a hincharse ¡caso raro y nuevo!
Con fuerza desmedida,
Diciendo: Mírame bien, hermana ¿Me falta mucho?  ¿Soy ya tan crecida?
¡Todavía no!
¿Qué tal?
Aun no le llegas: Ahora juzgo que sí.
Por más que bregas, aun estás muy distante.
Ello es que el orgulloso animalejo
Siguiendo la manía, tan tirante
Llegó a poner su mísero pellejo
Que por fin reventó; de allí a un instante.
Hay en el mundo plaga
De gentes, que, desnudas de prudencia
Remedan semejante competencia
 

Jean de la Fontaine

Suscríbete y únete a nuestro canal de vídeos para niños en Youtube: http://bit.ly/20IQovi

Evaluar esta página

TEMPS DE GENERATION DE LA PAGE : 151ms
Fichier généré le 26/06/2019 à 23:36:33