Compartir

 

Los Músicos de Bremen
página 1 / 3

Por los Hermanos Grimm

Érase una vez un hombre que tenía un asno que llevaba muchos años llevando sacos a un molino. Pero el pobre asno se iba haciendo viejo y perdía fuerzas por momentos, de forma que ya apenas era útil. Así que el dueño pensó deshacerse de él. Pero el asno, sospechando lo que le esperaba, se marchó de la casa en dirección a Bremen. Allí, pensó, podría hacerse músico. Tras haber caminado un buen rato, el asno se encontró con un perro de caza que iba jadeando como si hubiese echado una larga carrera. ¿Por qué jadeas así? -le preguntó el asno. ¡Ay! -respondió el perro-, porque soy viejo y, como cada día me encuentro más débil, apenas puedo cazar y mi amo ha querido matarme. Por eso me he marchado. Pero ¿cómo voy a ganarme ahora el sustento? ¿Sabes una cosa? -dijo el asno-. Yo me dirijo a Bremen porque quiero hacerme músico; ven conmigo y hazte músico también. Yo puedo tocar el laúd y tú el bombo. El perro aceptó y juntos prosiguieron el camino. Al poco tiempo se encontraron con un gato con cara de pocos amigos. Dinos, ¿qué te ha pasado, amigo? -preguntó el asno-. No pareces muy alegre. ¿Cómo voy a estarlo, si mi vida peligra? Me estoy haciendo viejo y, como prefiero acurrucarme junto a la chimenea en lugar de cazar ratones, mi ama ha querido ahogarme. De milagro logré escapar, pero ¿y ahora qué será de mí? ¿Adónde voy a ir? Vente con nosotros a Bremen. Si entiendes un poco de música, podrás hacerte músico, como nosotros. El gato aceptó y se unió a ellos. Los tres fugitivos pasaron por una granja en la que un gallo gritaba con todas sus fuerzas. ¿Quieres dejarnos sordos? -dijo el asno-. ¿Qué te ocurre? Es que aunque mi canto debería ser alegre y anunciar buen tiempo para hoy, no puedo estar alegre: mañana es domingo y mi ama tiene invitados. Ha ordenado a la cocinera que esta noche me corte el gaznate y me convierta en pepitoria. Por eso grito desesperado con todas mis fuerzas. ¡Bueno, ¿Por qué no te vienes con nosotros a Bremen? Siempre será mejor que la muerte que te espera.

hermanos grimm

Manualidades para niños : Chica Yodimi en perlas para planchar
Evualar esta página
1 2 3 4 5

 

 

 

TEMPS DE GENERATION DE LA PAGE : 174ms
Fichier généré le 27/02/2015 à 18:52:34